Aprende acerca de la genética

¿Qué es la genética?

La genética es el estudio de las variaciones existentes entre los seres humanos y cómo esas variaciones se transmiten en una familia. Nuestro ADN es la base de nuestra genética.

El ADN es el código genético que actúa como el libro de recetas de cocina de nuestro cuerpo para decirle cómo crecer y desarrollarnos. Nuestro código genético es muy similar, incluso entre personas que no están relacionadas. ¡Todos compartimos el 99.9% de nuestro ADN!

Solo el 0.1% de nuestro ADN es diferente del de otras personas. Sin embargo, esa muy pequeña diferencia es la que nos hace únicos. Eso significa que todos compartimos la mayor parte de la información escrita en nuestros libros de cocina, pero hay algunas variaciones en las recetas. Cada célula del cuerpo humano (tenemos billones de células) contiene nuestro código genético de ADN completo. Si bien el ADN es muy pequeño, contiene una gran cantidad de información.

¡El ADN está escrito con un alfabeto de 4 letras!

Nuestro alfabeto escrito tiene 27 letras. Pero el alfabeto del ADN está formado sólo por 4 letras: A, T, G y C. Esas letras simbolizan las sustancias químicas llamadas nucleótidos que componen la molécula de ADN. A significa adenina. T significa timina. G significa guanina. C significa citosina. Estas cuatro letras componen los 3 mil millones de letras del código genético. Las letras (A, T, C y G) también componen palabras llamadas codones. A diferencia de nuestro lenguaje, todas las palabras del libro de recetas de ADN son de 3 letras. Por ejemplo, AGG, GAT, TAC y CGG son todos ejemplos de codones. Nuestro cuerpo puede leer esos codones para darle sentido al código de ADN. Todos los codones simbolizan diferentes aminoácidos, que son los ladrillos del edificio de las proteínas en nuestro cuerpo. Por ejemplo, el codón GGC simboliza el aminoácido llamado glicina. Hay 20 aminoácidos diferentes que componen las proteínas en nuestro cuerpo.

¿Qué hacen las proteínas?

¡Casi todo! Las proteínas conforman nuestra piel, cabello, órganos internos, sangre y huesos. Nuestras proteínas participan en casi todos los procesos de nuestro cuerpo, incluso la regulación del azúcar en sangre, la digestión de alimentos y el funcionamiento del sistema inmunitario. No hay mucho en nuestro cuerpo que suceda sin el uso de proteínas.

Lee más: ¿Qué son los genes?