Aprende acerca de la genética : ¿Tiene preguntas sobre la génetica?

Si una prueba genetica muestra riesgo de desarrollar una enfermedad me pueden negar seguro medico?

Gracias a legislación recientemente aprobada, se redujo mucho el miedo respecto del uso de información genética para la elegibilidad en compañías de seguro o puestos de trabajo. Una nueva ley, llamada Ley de no discriminación sobre información genética (Genetic Information Non-Discrimination Act, GINA), apunta a proteger su información genética de tales usos indebidos. La ley prohíbe el uso de información genética, incluidos los antecedentes médicos familiares, para determinar las primas del seguro de una persona o su elegibilidad para un plan individual o un plan de seguro grupal. Las nuevas medidas de protección también prohíben el uso de información genética, incluidos los antecedentes médicos familiares, por parte de empleadores para tomar decisiones como la contratación, el despido o los ascensos. Además, la ley también estipula que es ilegal que los empleadores o las compañías de seguro médico exijan a una persona o a sus familiares que se realicen una prueba genética para determinar su elegibilidad. Las pruebas que cubre la nueva legislación son pruebas de predicción, es decir, aquellas pruebas genéticas que determinan el riesgo de que una persona desarrolle una enfermedad específica, no aquellas que permiten diagnosticar una enfermedad genética en una persona con síntomas. A menudo, las personas que se hacen esas pruebas corren un mayor riesgo de presentar un cambio genético que provoque la enfermedad debido a sus antecedentes familiares o a su origen étnico. Estos son algunos ejemplos de las pruebas genéticas que contempla la ley: Las pruebas de detección de portadores de afecciones recesivas, como la fibrosis quística (CF); enfermedad de Tay-Sachs o anemia falciforme; prueba predictiva de BRCA1/2 o formas hereditarias de cáncer de colon; pruebas de tumores cancerosos para decisiones sobre el tratamiento y pruebas predictivas para enfermedades que aparecen en la adultez (enfermedad de Huntington).

La Ley de no discriminación sobre información genética también tiene limitaciones en cuanto a su protección. No impide la discriminación por parte de compañías de seguro o empleadores basada en una afección actual o diagnosticada, aunque sea genética. Por ejemplo, si a una mujer que tiene cáncer de mama le hacen una prueba genética que revela que tenía un cambio genético que le provocó el cáncer de mama, el resultado de la prueba de la mujer se trata como cualquier otro resultado médico y no está amparado por las nuevas medidas especiales de protección. Las compañías de seguros pueden usar el diagnóstico de cáncer de mama para tomar decisiones sobre las tasas y la elegibilidad. Esto es diferente al caso de una persona que se realiza una prueba genética que revela que tiene un alto riesgo de desarrollar cáncer de mama pero que todavía no tiene cáncer de mama (una prueba predictiva); la Ley impide que la información se use para tomar decisiones relativas al empleo o a un seguro. Las nuevas medidas de protección tampoco se aplican a los seguros de vida, el seguro por discapacidad ni el seguro para la atención a largo plazo. Los miembros de las Fuerzas Armadas no están cubiertos por la Ley, ni tampoco los empleados de las empresas que tienen menos de 15 empleados.

Si desea saber más sobre la cobertura y las limitaciones de la Ley de no discriminación por información genética, visite el Genetics & Public Policy Center (Centro de Genética y Políticas Públicas).